Home
Objetivos
Busqueda
Busqueda por Nombre
Busqueda por Localidad
Mapas
Las Capillas y el Arte
Fiestas
Biografias
Patrimonio
Glosario
Contacto
 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

SAN ANTONIO

 

A principios de la década del 70 no existía la autopista Córdoba - Carlos Paz; la Villa agotaba sus construcciones a poco de transitar por la Cárcano hacia el oeste; el balneario obligado sobre el Río San Antonio era decididamente El Fantasio y no otro; el Torino era el auto deseado al momento de hacer dedo; la mochila al hombro; la expectativa: acampar junto al río, en una sierra virgen y sin alambrar.

San Antonio de Arredondo era el destino final. La curva del río, justo antes de entrar a la pequeña Villa, sería el lugar elegido. Era necesario sortear las aguas siempre agresivas y el resbalón condenó a la mochila y a quien la llevaba al inesperado frío chapuzón.

A casi 40 años de aquella experiencia muchos recuerdos se tornan imposibles de olvidar y alegra que así sea. De aquellos momentos extraigo la sacrificada subida al Via Crucis sobre los cerros ubicados detrás de una Capilla que, por entonces, no ameritaba mi atención.

 

Con el paso de los años y frente al proyecto desarrollado desde esta Página, volví a pisar esos mismos espacios; a contrastar cada imagen actual con la de aquellos juveniles tiempos; a diferenciar cuanto era diferenciable; a volver a reconocer los verdes y ocres de la agreste vegetación así como los azules de su cielo; a aspirar su aire y a acariciar con la vista las curvas de sus cerros; a disfrutar, ahora sí, de la arquitectura y de la historia de la centenaria capilla.

Click para ampliar

Click para ampliar

Hacia finales del siglo XIX, donde el sur del Valle de Punilla se agota, en el predio que fuese cedido por el Obispo Fray Juan Capistrano Tissera y Capdevila, por entonces conocido como Las Rosas, se decidió construir una capilla.

Con tal fin, se convocó al Hermano Don Estanislao Ledesma y al Reverendo Padre ex Definidor Fray Juan Vicente Funes, para oficiar de ejecutores y administradores de lo que se fuese recaudando como colaboración.

Las manos constructoras serán las de Sotero López quien comenzó a abrir cimientos el 1º de abril. A él se le entregaron todos los materiales y a otras personas, se les encargó para que quemasen cal y ladrillo al pie de obra.

La empresa fue impulsada por el Guardián de la Orden Franciscana Fray Zenón Bustos y Ferreyra e iniciada con la colocación, un 5 de abril de 1891, de la piedra fundamental. Al mismo tiempo el Padre Fray Juan Vicente Funes partió para la Sierra a recolectar limosna para ayudar a solventar la edificación.

Una vez que la obra estuvo finalizada, la Capilla fue bendecida por el Provisor y Gobernador del Obispado Presbítero Aquilino Ferreira, en ausencia del Señor Obispo Diocesano Fray Reginaldo Toro, un 6 de enero de 1892. En carácter de padrinos y madrinas fueron designados Estanislao Ledesma, Heráqlio Román, Federico Corvalán y su esposa Pellón y Tránsito y Francisca Tissera. La misa fue oficiada por el Señor Provisor, sirviéndole de Diáconos el Reverendo Padre Guardián Fray Zenón Bustos y el Doctor Jacinto Correa. Hizo el sermón de dedicación el Padre Fray Benito Perez.

Años después, será el mismo Fray Zenón Bustos quien, devenido en Obispo de Córdoba, otorgue la siguiente indulgencia: "Concedemos cincuenta días de indulgencia a todos los fieles que rezaren devotamente una Salve delante de la Santísima Virgen del Valle pidiendo por la conservación de la fe católica" (22/04/1906).

Respondiendo a la estética italiana de finales del siglo XIX, la Capilla consta de una sola nave de poco más de 15 m de largo y 9,50 de ancho. Un doble par de pilastras planas ubicadas a ambos lados de la puerta de ingreso sostienen un frontis triangular donde se dibuja la fecha 1891 sobre el cual la ventana coral toma forma de óculo circular.

 

 

Ascendiendo la vista descubrimos trascendentes cornisas que recorriendo el edificio en forma perimetral dan el adecuado sustento al diseño del coronamiento. El mismo, interpretando con sus curvas el estilo neo barroco, ofrece una apertura central que da cabida a la cruz de hierro. A cada uno de los lados de este frontis y completando el cuadro particular se elevan sendos perillones.

 

Click para ampliar Click para ampliar

Click para ampliar

Sobre la izquierda, la espadaña es de líneas simples con terminación piramidal y dos esferas a cada lado. Las campanas eran sostenidas por un leño transversal; hoy reemplazado por un hierro.

Click para ampliar Click para ampliar

Click para ampliar

Al frente, el atrio se constituye en un importante espacio delimitado por un cerco perimetral integrado por columnas y rejas. Al mismo se accede por una escalera que otorga, desde el llano, una perspectiva de elevada sensación visual.

Imagen previa a la

restauración de 2009

 

Su interior, con una altura de casi 10 m presenta un altar que fue cedido por la Iglesia Franciscana de Córdoba. Las imágenes presentes son las de San Antonio, San Francisco de Asís, Santa Clara y en sitio central, Nuestra Señora del Valle.

 

De las tierras:

1586 Juan de Mitre las recibe en carácter de merced.
1623

Cedidas a una familiar, éste las vende a Diego Fernández Salguero quien las designa como "Estancia San Antonio". Los descendientes la transferirán a los Jesuítas quienes la conservan hasta su expulsión en 1767.

23/05/1796

Tras el control de la Junta de Temporalidades, son compradas por Antonio de Arredondo quien se radica con su familia en la misma. Los predios adquiridos incluyen además del Puesto de San Antonio los de Santiago y San Ignacio. Será en este sitio donde su nuevo propietario construirá un oratorio del que se da cuenta en una misiva dirigida al, por entonces, Obispo de Córdoba Angel Mariano Moscoso Pérez de Oblitas, donde se le solicita que bendiga el mismo y autorice la celebración de misa por parte de algún sacerdote que transitase por esas soledades. El precario oratorio de 7 varas de largo estaba bajo la advocación de Nuestra Señora de las Mercedes cuya imagen lucía junto a dos Cristos y un San Antonio. Además, según el inventario de 1825: "lienzo de origen peruano de seis cuartas de alto y cuatro de ancho que representa a San José, un lienzo peruano de San Antonio de Padua, un lienzo viejo que representaba al Señor Crucificado, San Juan y María Magdalena, un lienzo de la Purísima Concepción y un cuadro de Nuestra Señora de las Mercedes de cinco cuartas de alto por cuatro de ancho".

Mediados

del Siglo XIX

El oratorio se fue degradando producto no solo por el paso del tiempo sino, además, por saqueos y otros ultrajes. Consecuencia de lo cual será el Obispado de Córdoba quien retire su licencia; a pesar de lo cual, hacia 1878 se rescatan referencias que acreditan que seguía vigente su utilización.

22/09/1819

Fallece Don Antonio de Arredondo. Sus restos descansarán en la Iglesia de la Merced de Córdoba. De resultas de la sucesión su esposa, Doña María Ventura de la Corte, conservó la Estancia Santiago. El legado a sus hijos se distribuyó del siguiente modo: el puesto San Antonio a Claudio Antonio, el Puesto El Potrero a Rosa, el Puesto Icho Cruz a Marcos mientras que a Manuel le correspondió un predio que limitaba por el Río San José, la estancia Alta Gracia y las cercanías del arroyo proveniente de la Estancia Santiago. Al fallecer la madre de la Estancia Santiago que había conservado le correspondió el Potrero San Antonio a Rosa y el resto permaneció indiviso entre el total de los herederos.

01/07/1851

Fallece Claudio Antonio y se produce la subdivisión de la Estancia San Antonio, heredando sus hijos de acuerdo al siguiente esquema: "San Antonio" a Adelaida, "Campo Alegre" a Manuela, "Las Ciénagas" a Manuel Angel, "Las Rosas" a Claudio y "Las Ensenadas" a Ramón.

30/07/1867

Claudio Arredondo vende la "Las Rosas" a Raimundo Arredondo.

17/04/1885

Fray Juan Capistrano Tissera, Fabián, Francisco y Tránsito Tissera adquieren "Las Rosas" subdivida en varias fracciones. El total de las propiedades involucraba poco más de 232 hectáreas y se extendía por unas ocho cuadras entre la costa este del Río San Antonio y las Sierras Chicas.

20/09/1886

Fallece, devenido por entonces en Obispo, Juan Capistrano Tissera. Sus hermanos renuncian a los derechos de propiedad a favor del Convento San Francisco de Córdoba de acuerdo a la voluntad del muerto. Será en 1891 que la propiedad queda definitivamente bajo la tutela de los franciscanos.

1891

Conjuntamente con el inicio de la construcción de la Capilla se edifican dos habitaciones linderas  para luego, al año siguiente, sumarle un salón y otras dos piezas, un refactorio y una cocina. El conjunto fue completado con una chacra con animales y frutales.

 

 

 

Fuentes de consulta:

  • de DENARO, Liliana, Pasado y Presente del Sur de Punilla - Pedanía Santiago - Talleres Gráficos de Corintios 13 - 2007.

  • Libro de ingresos y egresos de la obra de la Capilla de San Antonio de Arredondo, perteneciente a la Orden Franciscana. Archivo del Convento de San Francisco. Citado por: GARZÓN DE NELLES, María Ignacia. La orden Franciscana de los Frailes Menores en la Ciudad de Córdoba. Ediciones del Copista, Córdoba, 2006.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

ll Home ll Objetivos ll Búsqueda ll por Nombre ll por Localidad ll Mapas ll Patrimonio ll Glosario ll

ll Fiestas ll Las Capillas y el Arte ll Biografías ll

info@capillasytemplos.com.ar

 

La Página Web "Capillas y Templos" es una iniciativa privada sin fines de lucro que no mantiene vinculación alguna

con los distintos templos aquí descriptos como así tampoco con la Iglesia Católica

ni con ningún otro Credo Religioso u Organismo Gubernamental.

 

La Página Web "Capillas y Templos" se encuentra inscripta en la Dirección Nacional del Derecho de Autor, bajo números:

884418 del 26 de octubre de 2010

4985831 del 23 de diciembre de 2011

5077053 del 07 de febrero de 2013

5234137 del 05 de junio de 2015 y

5339188 del 21 de marzo de 2017

Se prohibe la copia y/o reproducción parcial o total del material contenido en la presente Página

sin la expresa autorización de los autores de la misma.

De modo explícito, no autorizamos ningún tipo de utilización del presente contenido

que signifique fines comerciales y/o rentables.