Home
Objetivos
Busqueda
Busqueda por Nombre
Busqueda por Localidad
Mapas
Las Capillas y el Arte
Fiestas
Biografias
Patrimonio
Glosario
Contacto
 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

NUESTRA SEÑORA DE LOS DOLORES

 

Dado el aumento de sus habitantes, en el antiguo casco de la estancia de San Isidro, ubicada en la actual Río Ceballos, se ve la necesidad de construir un oratorio, en el que se instituye como patrón a San Isidro.

Don Tiburcio Valeriano Olmos de Aguilera, el 7 de julio de 1823, describe el gran deterioro que padecían los oratorios y capillas de la zona y encarga la construcción de un oratorio, que concluido al año siguiente, se lo denominó "Oratorio de Jesús".

En la segunda década del siglo XIX, en las actas de bautismos y casamientos, aparece como "Oratorio de los Ceballos".

 

 

En el Archivo del Arzobispado de Córdoba, en la sección tierras, según documentación obrante, puede verse que: el señor “… Angel Ceballos en nombre de su extinto padre…” quien con escritura de fecha 14 de julio de 1871,  “… hace donación gratuita a favor de su Señoría Ilustrísima el Señor Obispo de Córdoba Doctor José Vicente Ramirez de Orellano, de una pequeña fracción de terreno ubicada en el paraje Río Ceballos, departamento Anejos Norte, que mide: ciento sesenta a ciento setenta varas de naciente a poniente por doscientas diez varas de Sur a Norte…", “… colindando al Norte con la chacra de don Bernardino Ceballos, heredada luego por su hija Ignacia Ceballos, hasta dar con la línea que divide con don Policarpio Gutierrez …”, cuya donación la hacía para que en ese terreno se construyera una capilla en vocación a Nuestra Señora de los Dolores.

Apenas aceptada la donación, la obra comienza y bajo la conducción del italiano Mujica, se concluye dos años después, en 1873. Este constructor le imprimió un fuerte sello de la escuela italiana de la época, logrando una obra de excelente factura.

Nada mejor para describirla, que remitirse a los conceptos del Arquitecto Carlos Alberto Page:

“Como avanzada de la galería aparece la fachada de acentuada simetría enmarcada por dos columnas de cierto carácter italianizante  a modo de toscanas con estrías en el fuste, mientras que en ambos lados se desarrollan unas pilastras superpuestas apoyadas sobre pedestales renacentistas.”

Click para ampliar Click para ampliar

Click para ampliar

“En tanto, en la galería encontramos el ingreso propiamente dicho, enfrentándonos a la amplia puerta, con borde de moderada moldura rectangular y arco en su extremo superior. Ésta se extiende a los laterales, determina escala al conjunto y corona un frontón quebrado.

 

“Las columnas y pilastras son rematadas, luego de un prolongado friso por arcos, carpanel en el centro como abertura principal y de medio punto en los laterales.”

“Luego de la cuidadosa repisa de notable moldura que forma la cornisa, concluye el centro del ingreso un tímpano curvilíneo de carácter barroco, con dibujos geométricos en el centro y laterales, que tienden a desarrollar y ampliar el vacío extendiendo la superficie.”

 

“El campanario, en contraposición con el resto, de lectura más sencilla, es de planta circular rematada luego de la destacada cornisa por un capulín que mantiene la planta, mientras que en su piel aparecen las aberturas proporcionales al conjunto que dejan divisar las campanas, culminando con una cruz de hierro forjado que se apoya en una pequeña base”.

“En el interior, predomina el estilo neoclásico del altar, de columnas con carácter similar al de la fachada, coronado por un frontón recortado”.

“En cuanto al resto de la envolvente se caracteriza por un marcado ritmo dado por las pilastras y arcos empotrados que son iluminados directamente por dos amplias ventanas con arco, ubicadas en uno de los laterales y a mayor altura, también reluce la típica iluminación cenital dada por sus tres linternas”.

Al apreciar las imágenes distinguimos "la de San Isidro, obra de refinada escultura tallada en madera; nos cuenta la familia Ceballos que siendo propiedad de las familias Loza y Ceballos había sido motivo de insistentes disputas de posesión, hasta que finalmente es donada en 1876 por don Sibiardo Losa a la flamante capilla y declarada vice-patrón”.

Click para ampliar

 

Click para ampliar

Click para ampliar

Viejas imágenes de la Capilla

 

Durante 2008, se procede a realizar una serie de modificaciones de modo de restituirle su aspecto original. La inauguración de las nuevas obras se produce el 15 de setiembre de 2008.

 

Click para ampliar Click para ampliar

Click para ampliar

 

De las Tierras del Río de los Ceballos:        

14 septiembre 1583

Por auto de ese día, en tiempos en que Juan de Burgos se desempeñaba como Teniente Gobernador y Justicia Mayor de la Ciudad de Córdoba  y en nombre de su majestad, el capitán General y Justicia Mayor Licenciado Hernando de Lerma, “ … hazia e hizo merced a Juan de Soria, vezino desta ciudad, de vn pedazo de tierras questa quatro leguas desta ciudad poco más o menos, hazia la lagunilla de Ministalaló , vna cañada quese dize en la lengua de los naturales Ysquitipi, que tiene de tierra hasta el arroyo Saldán de la encomienda de Blas de Peralta (y desde el dicho arroyo ques el primero yendo desta ciudad para la lagunilla de Ministalaló vna legua hazia la dicha sierra“.

Juan de Soria (1550-1593), mejicano, llegó con las huestes de Cabrera. Ocupó varios cargos públicos y atendió sus tierras.     

26 septiembre 1593

Fallece Juan de Soria que había casado con la chilena radicada en Mendoza, Catalina de Bustos; tuvieron como hijos a Felipe, Juan, Silvina, Bernabela y Micaela. Felipe y Micaela serán los herederos de las tierras.

03 noviembre 1604

Felipe contrae matrimonio, previa promesa de dote, con Luisa Abreu de Albornoz, hija del que fuera su padrastro, el capitán Luis Abreu de Albornoz, que se había casado con Catalina de Bustos al quedar ésta viuda.

Año 1621

El adinerado capitán Diego de las Casas (1578-1643) adquiere a su cuñado Felipe Soria, las tierras de  Isquitipi, que le habían correspondido por herencia. De las Casas fue encomendero de Chavasacate y dueño de las estancias del mismo nombre y de las Peñas. En segundas nupcias, se casa con Bernabela Soria, la hermana de Felipe.

25 noviembre 1654

Fallece Bernabela y Diego de las Casas se convirtió en dueño de todas las tierras de Isquitipi, por compra a Felipe y por herencia de Bernabela. No hay información si realmente ocuparon las tierras en cuestión, pero su patrimonio era realmente muy extenso.

08 enero 1615

Diego de la Casas vende por noventa pesos a Agustín Ruiz Castilblanco (1553-1617),vecino de Córdoba, un pedazo de tierras correspondiente a la merced de Isquitipi, delimitada entre el arroyo Saldán y el de la lagunilla de Ministalaló.

30 mayo 1656

Se produce la división de tierras, aprox. 12.150 varas, heredadas del Alferez Agustín Ruíz de Castilblanco fallecido en 1617, entre Agustína, Ana, y Luis Ruiz de Castilblanco, hijas y nieto respectivamente.  

11 junio 1656

Ana y Luis venden por $ 1.500, parte de su cuota hereditaria al Capitán Francisco de Losa Bravo ( 1604-1669) , que según la escritura sumarían “ 3/4 legua y 150 varas más “, totalizando 7.650 varas de norte a sur ,quedando 4.500 varas del extremo sur sin venderse, propiedad de Agustina.“

28 octubre 1643

Losa Bravo compra a Diego Celis de Quiroga una porción de la estancia de Ministalaló y junto con las tierras adquiridas a los descendientes del Alferez Agustín Ruiz de Castilblanco  forma la estancia “ San Isidro”, poblada de ganado.

01 marzo 1669

Fallece el capitán Francisco de Losa Bravo y habiendo testado el 26 de febrero, declara que la estancia esta poblada de ganado mayor y compuesto por 2.000 vacas, 250 mulas de dos años, y 200 de un año y 300 carneros. Además, hace mención de sus esclavos, la negra Ana y los mulatos Ana, Analía, Teresa, Marisa y los negritos Ignacio y Manuel, heredan la estancia por partes iguales sus hijos menores: José y Pedro de 15 y 14 años respectivamente. A José le corresponde las tierras donde hoy se levanta Río Ceballos.

2 mayo 1678

En la Catedral de Córdoba, José de Losa bravo se casó con Margarita de Vilches con la cual tuvo seis hijos.

Año 1680

A la muerte de Ana Ruiz de Castilblanco, heredan sus bienes su hermano y su sobrino, quienes vendieron a Enrique Ceballos la porción sur, donde conservaron los antiguos mojones. “ … en señal de amistad se colocó una cruz en una loma que daba término a dichas propiedades “ pasando a ser aquella la denominada “ Loma de la Cruz”

6 enero 1694

A la muerte de Margarita, José se casa en segundas nupcias con Francisca de Albornoz y Ladrón de Guevara. De este matrimonio nacieron en Córdoba, ocho hijos: María, Lucía, Catalina, Juana, Josefa, José Vicente y María Francisca.

5 junio 1708

Nacía la quinta hija, Josefa de Losa Bravo y Albornoz (1708-1764), que se casaría con el capitán Juan Miguel de Ceballos y Almonacid. Es quien le da nuevo nombre al lugar que fue Isquitipi y luego, estancia San Miguel, para llamarse Ceballos. De este matrimonio nacieron diez hijos.

27 julio 1767

El capitán Juan Miguel se casa en segundas nupcias con la tulumbana, María Josefa Fierro y Calderón.

26 agosto 1777

El Capitán, testó en Córdoba falleciendo el mismo año, dejando como heredero “del casco de la estancia y el molino “a su hijo del primer matrimonio Manuel de Ceballos, nacido en 1742. A partir de aquí la estancia de san Isidro, comenzó a subdividirse en repetidas oportunidades entre las familias Losa y Ceballos .

 

 

De los Curatos:          

10 mayo 1570

En consistorio secreto  se crea  la diócesis del Tucumán . Por dictamen de la cédula de ese día se establece el Obispado de Córdoba con el traslado de la sede episcopal de Santiago del Estero a dicha ciudad.

15 octubre 1696

Es consagrado Obispo de Tucumán Fray Manuel Mercadillo  residiendo en Córdoba, capital de la diócesis que se mantuvo a lo largo de todo el período colonial.

A posteriori  se produjeron divisiones en nuevos obispados con sus curatos.

Año 1793

Se tienen noticias de la creación del curato de Anejos.

22 enero 1856

El gobernador Roque Ferreira considera que este curato, por su extensión no podría ser bien administrado, por lo que sería necesario dividirlo en 2 partes: “la primera que conservaría el antiguo nombre, comprenderá toda la parte de este departamento que se extiende desde el río Primero hacia el Sud; y la segunda que se llamará departamento del Río Ceballos, toda la parte comprendida desde el río Primero al Norte“.

12 noviembre 1858

El gobernador Mariano Fragueiro, ordena la división de los curatos Anejos, Tulumba y Río Seco en dos partes cada uno. El Curato de Anejos queda desmembrado en Norte y Sur, quedando como sede central, la Parroquia  de Jesús María .

12 octubre 1892

El gobernador Manuel Dídimo Pizarro en el 400º aniversario del descubrimiento de América, decretó que Anejos Norte se llamará Colón, en homenaje al descubridor y Anejos Sur, se lo llamará Santa María, por ser la nave principal del descubridor. 

4 julio 1914 

La Capilla de Río Ceballos pasa a depender de la nueva parroquia de Villa Allende.

27 diciembre 1956

La Capilla de Nuestra Señora de los Dolores se instituyó como parroquia de Río Ceballos .

13 enero 1957

Se nombra al primer cura párroco al presbítero José Guillermo Mariani.

 

Click para ampliar

Click para ampliar

 

Datos complementarios:

La Capilla de Río Ceballos y la casa parroquial, fue declarada Monumento Histórico Provincial por decreto Nº 1307 , de fecha 2 de abril de 1986.

Al habilitarse la contigua Parroquia, la Capilla fue desacralizada, habiendo sufrido algunas modificaciones como la desaparición de la galería ya que se adelantó el plano de las aberturas hacia el plano frontal de columnas. En el recinto se desarrollan actividades culturales y de recreación.

 

 

Se encuentra a 709 m. s.n.m. .

Latitud : 31º 10’ 10.63”  Sur

Longitud : 64º 19’ 04.39” Oeste.

 

 

Fuentes de consulta:

La mayoría de los conceptos expresados en esta Hoja, corresponden a las investigaciones del Arq. Carlos Alberto Page, vertidas en las obras que se mencionan.

  • FURLONG CARDIFF, Guillermo, S.J., Arquitectos Argentinos durante la dominación hispánica - Editorial Huarpes, S.A. - Buenos Aires, 1945.

  • KRONFUSS, Juan, Arquitectura Colonial en la Argentina - Editorial A. Biffignandi - Córdoba

  • LAZCANO GONZALEZ,  Antonio, Monumentos Históricos de Córdoba Colonial - S. de Amorrortu e hijos, Buenos Aires, 1941.

  • PAGE, Carlos Alberto, El Río de los Ceballos, historia de un pueblo 1583-1983 - Municipalidad de Río Ceballos – Banco Social de Córdoba, 1983

  • PAGE, Carlos Alberto, La Capilla de Nuestra Señora de los Dolores de Río Ceballos - Fondo Nacional de las Artes, Córdoba, 2005.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

ll Home ll Objetivos ll Búsqueda ll por Nombre ll por Localidad ll Mapas ll Patrimonio ll Glosario ll

ll Fiestas ll Las Capillas y el Arte ll Biografías ll

info@capillasytemplos.com.ar

 

La Página Web "Capillas y Templos" es una iniciativa privada sin fines de lucro que no mantiene vinculación alguna

con los distintos templos aquí descriptos como así tampoco con la Iglesia Católica

ni con ningún otro Credo Religioso u Organismo Gubernamental.

 

La Página Web "Capillas y Templos" se encuentra inscripta en la Dirección Nacional del Derecho de Autor, bajo números:

884418 del 26 de octubre de 2010

4985831 del 23 de diciembre de 2011

5077053 del 07 de febrero de 2013 y

5234137 del 05 de junio de 2015

Se prohibe la copia y/o reproducción parcial o total del material contenido en la presente Página

sin la expresa autorización de los autores de la misma.

De modo explícito, no autorizamos ningún tipo de utilización del presente contenido

que signifique fines comerciales y/o rentables.