Home
Objetivos
Busqueda
Busqueda por Nombre
Busqueda por Localidad
Mapas
Las Capillas y el Arte
Fiestas
Biografias
Patrimonio
Glosario
Contacto

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

CAPILLA DEL SEÑOR SAN MARCOS

Un viernes santo, tras transitar un camino de cornisa, llegamos a Tay Pichín (Pueblo Hermoso), hoy conocido como San Marcos Sierra. El movimiento, las ferias, la cantidad de gente, contrastaba con la habitual tranquilidad de aldea que la caracteriza.

Click para ampliar

Click para ampliar

A poco de llegar, nos dirigimos a la Iglesia, frente a la plaza principal. Esta capilla tiene una antecesora, que fue mandada construir, posiblemente can antelación a 1692. Alonso Luján de Medina (1642-1703), de relevante posición económica, dotó a su estancia de una sencilla capilla con techo de paja y barro. La tradición  oral dice que en ella intervino mano de obra preferentemente indígena.

El  Cura Dr. José Ignacio de Toledo Pimentel, con su hermano Estanislao, en 1734 aproximadamente, introdujeron algunas mejoras en la capilla, como el cambio del techo, por otro de tejuelas y tejas y la prolongación del largo en cuatro varas más. En el dintel de la puerta principal quedó grabado: “Año de 1734  Jesús + María + Jehová “.

Click para ampliar

Click para ampliar

Toledo Pimentel testó a favor de su hermano Estanislao, el 9 de septiembre de 1746, declarando que “… en su Estancia tiene capilla dedicada al Señor San Marcos, dada por Viceparroquia para que la usen los indios de San Jacinto para la doctrina, administración de sacramento y entierro, sin que se les cobre la sepultura, con la obligación que tiene de asistir a su compostura y aseo de ella, las alhajas que tiene del ornamento, candeleros, incensario y otras cosas que tiene todo lo ha puesto dicho heredero [don Estanislao] que disponga como mejor le parezca…“.

Al fallecer don Estanislao Toledo Pimentel hace constar en su testamento del 29 de diciembre de 1762, que dejaba un pedazo de tierra al mozo Antonio, en reconocimiento a los servicios prestados  a él y a su hermano y en especial por haber servido de maestro en la construcción de la Capilla del Señor San Marcos. Este mozo , que se desempeñó siempre como sacristán, falleció en 1763 y fue sepultado en la Capilla.

Existe un documento citado por Juan Carlos Lozada Echenique, del año 1777, donde se describe a la capilla, mencionando que “ tenía dieciséis varas de largo por siete de ancho, están construidas sus paredes con piedras , con la sacristía, el techo de tejuela y tejas. En un costado del frente se ubica una torrecilla con tres campanas, dos medianas y una grande. En el interior existe un coro de madera“.

El maestro don José Julián Sueldo, cura de Punilla, en 1816, hace inventario y dice: “Primeramente la capilla de teja y tejuela, de cuatro tirantes y dos llaves falsas y arco en el coro de catorce varas y una tercia. El mojinete del sur de la capilla con rafa de cal y piedra y ladrillo“.

“La Sacristía con media agua con techo de teja y cañizo de cónico varas y una tercia de longitud y de latitud de cuatro varas, a la capilla está contiguo un corredor con techo y cañizo con dos pilares de palo y también un cuarto para la habitación del cura, de media agua, techo de teja y cañizo. Así la Sacristía como el cuarto tienen puertas de tablas con cerradura y llaves correspondientes, pero la del cura tiene una manija de palo. Una torre en que están colgadas tres campanas“.

Fue en 1876, cuando se hizo la restauración de la vieja capilla, con los dineros recaudados por una comisión de vecinos,  Se conservaron algunos detalles como la ventanita del coro y los poyos del nartex.

Ventanilla de la Capilla de San Marcos de la Sierra (Juan Kronfuss)

 

Algunas otras piezas se encuentran distribuidas por la zona. Se la alargó doce varas y se reedificaron la sacristía y los cuartos para el cura.

El imafronte de la capilla, orientado al norte,  tiene una composición simétrica que fue quebrada por la incorporación de una torre con orificios de campanas de forma ojival, eliminándose un perillón. En el eje central posee una espadaña pequeña con dos orificios y la ventana coral. A cada lado de la arcada de ingreso, hay tres pilastras con alternancia de textura simil piedra y lisas.

Click para ampliar Click para ampliar

Click para ampliar

De esta reforma, también, es el cielorraso de chapa estampada que tiene las líneas del techo original y oculta toda la estructura en la nave y el pórtico.

"Las formas neogóticas propias del estilo de arquitectura religiosa del último tercio del siglo XIX le quieren infundir carácter, pero solo logran interrumpir un lenguaje claro y expresivo del siglo XVIII".

Se conservan tres imágenes fundadoras de la Iglesia: la patronal del Evangelista San Marcos, mostrando de frente el Libro de la Buena Nueva, talla encarnada y policromada, posiblemente de factura regional por la ingenuidad y parquedad de sus detalles.

Un Nazareno de vara y media de alto “con todo el tremendismo español, heredero de los grandes maestros del barroco“. Se conserva, también, la imagen de Nuestra Señora del Rosario.

 

Las Tierras:

En la comarca habitada por los Henen, más conocidos como Comechingiones, que llamaban Tay-Pichín, el capitán Pedro Arballo de Bustamante, fundó una estancia, bajo la advocación de San Marcos, información que se menciona , por primera vez, en su testamento del 18 de noviembre de 1634. En el mismo documento, la propiedad pasaba a su hijo Jerónimo Bustamante (1609-1672),  “con las casas y demás edificios  que lo ha ganado con su trabajo y servicio  personal “.

La estancia pasó a poder de Don Sancho Paz y Figueroa, que en unión con su esposa Doña Francisca de Cabrera y Zúñiga, la vendieron el 31 de octubre de 1668 a Don Bartolomé de Olmos y Aguilera ( 1619-1701), quien a su vez la enajenó el 14 de agosto de 1671 a Alonso Luján de Medina.

Este potentado señor, que era propietario de otras tierras en Punilla, Balata y el Pecadero, hizo importantes mejoras en la estancia, tales como acequias, molinos, huertas, viñas, higuerales, etc. También, manda edificar la capilla donde fue sepultado cuando murió en 1703.

La propiedad fue heredada por dos de sus hijos: Rafael, religioso de Santo Domingo  y el capitán Marcos Luján de Medina, quedando finalmente, como único propietario de la misma.

Don José de Olmos y Aguilera, el 30 de octubre de 1721, le compra la estancia a Marcos Luján Medina, pero, como el pago no se efectuó, la venta tuvo que anularse. Posteriormente el 7 de enero de 1734, el Dr. Ignacio de Toledo Pimentel, cura de San Francisco del Valle de Catamarca, compra la estancia, con la capilla que en ella estaba construída. 

 

Datos complementarios:

25 de abril : Fiesta del Santo Patrono San Marcos.

Altura sobre el nivel del mar : 680 mts.

 

 

 

 

Fuentes de consulta:

  • FURLONG CARDIFF, Guillermo, S.J., Arquitectos Argentinos durante la dominación hispánica - editorial Huarpes, S.A. - Buenos Aires, 1945.

  • CABRERA, Pablo, Presb. - PUNILLA, desde el  dique al Uritorco – Editorial Pereyra. Córdoba, 1931.

  • GALLARDO Rodolfo (Ver Biografía), MOYANO ALIAGA, Alejandro, David MALIK DE TCHARA, David, Estudios de Arte Argentino, Las Capillas de Córdoba - Buenos Aires, 1989.

  • KRONFUSS, Juan (Ver Biografía); Arquitectura Colonial en la Argentina - Editorial A. Biffignandi - Córdoba.

  • LAZCANO GONZALEZ,  Antonio, Monumentos Históricos de Córdoba Colonial - S. de Amorrortu e hijos - Buenos Aires, 1941.

  • LOZADA ECHENIQUE, Juan Carlos, La estancia y Capilla del Señor San Marcos - 1963.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La vieja cultura hippie encontró su lugar en San Marcos Sierra

ll Home ll Objetivos ll Búsqueda ll por Nombre ll por Localidad ll Mapas ll Patrimonio ll Glosario ll

ll Fiestas ll Las Capillas y el Arte ll Biografías ll

info@capillasytemplos.com.ar

 

La Página Web "Capillas y Templos" es una iniciativa privada sin fines de lucro que no mantiene vinculación alguna

con los distintos templos aquí descriptos como así tampoco con la Iglesia Católica

ni con ningún otro Credo Religioso u Organismo Gubernamental.

 

La Página Web "Capillas y Templos" se encuentra inscripta en la Dirección Nacional del Derecho de Autor, bajo números:

884418 del 26 de octubre de 2010

4985831 del 23 de diciembre de 2011

5077053 del 07 de febrero de 2013

5234137 del 05 de junio de 2015 y

5339188 del 21 de marzo de 2017

Se prohibe la copia y/o reproducción parcial o total del material contenido en la presente Página

sin la expresa autorización de los autores de la misma.

De modo explícito, no autorizamos ningún tipo de utilización del presente contenido

que signifique fines comerciales y/o rentables.