Home
Objetivos
Busqueda
Busqueda por Nombre
Busqueda por Localidad
Mapas
Las Capillas y el Arte
Fiestas
Biografias
Patrimonio
Glosario
Contacto
 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

CAPILLA DE BUFFO

 

"Que la reseca muerte no me encuentre / vacío y solo sin haber hecho lo suficiente" (Solo le pido a Dios - León Gieco).

Podrás, señora muerte, herir e infectar. Podrás, con tu negra guadaña, desgarrar, mutilar, postrar. Podrás, envolviendo con tu inmundo capote, forzar lágrimas, profundos lamentos e insoportables soledades. Seguro que, señora muerte, podrás contaminar cuerpos y almas con el peor de los sufrimientos. No hay duda, señora muerte, que mucho es lo que puedes hacer; sin embargo, pobre dama, nada podrás contra el amor.

 

 

Guido Buffo tenía 25 años. Aquella mañana de 1910 recorrió a paso lento la Piazza dei Signori guardando en sus ojos la imagen del Palazzo del Trecento, el Palazzo della Potestà y la Torre del Ayuntamiento. Acumuló una a una las fotos y los recuerdos de una Treviso que empezaba a abandonar en busca de un nuevo destino en la lejana Argentina. Convulsionados eran aquellos años en Europa, las miserias y el seguro presagio de próximas guerras se oponían a la esperanza de una vida distinta en las desconocidas tierras del sur de América.

Durante el largo viaje, su fértil mente de artista y científico multifacético se dedicó a cultivar planes y proyectos nutriéndolos y vistiéndolos de ideas e ilusiones. En ellos volcó sus mejores herramientas adquiridas, con dedicación y pasión, a lo largo de sus pocos años de vida.

Filósofo, pintor, escritor, arquitecto, músico, astrónomo, metafísico, biólogo, geólogo, el joven Guido tenía con qué enfrentar el desafío que se abría al otro lado del mar.

Radicado en Rosario se casa con la periodista cordobesa Leonor Allende en 1914. Será un 25 de junio de 1917 cuando, de dicho matrimonio, nacerá una hija a quien llamarán Eleonora.

El destino no será generoso con ellos; por el contrario, la tuberculosis atrapará a ambas mujeres y en la búsqueda de un mejor clima para su tratamiento toman la decisión de radicarse en Córdoba. Es así que en 1928 adquieren un predio serrano en la localidad de Unquillo en el paraje conocido como Valle de los Quebrachillos.

En ese virgen paraíso, junto a un serpenteante arroyo, construyeron su nueva casa y se dispusieron a librar una batalla por demás desigual con la muerte.

Su amada Leonor fallecería el 24 de marzo de 1931 y su hija Eleonora diez años después, el 6 de setiembre de 1941.

Guido canalizó todo su dolor en la construcción de una cripta y capilla que albergaría a sus seres más amados y que, finalmente, sería también cobijo de su propio cuerpo al momento de su muerte en 1960.

Trabajó con sus propias manos, con puntillosidad y esfuerzo, a lo largo de cada día durante diez años hasta darla por concluída,  en el aspecto edilicio, en 1950.

Desde un nivel inferior, estremece recorrer con la vista uno a uno los 35 escalones.

Nos sensibilizamos, cuando tras una suave curva, una fuerza desconocida nos obliga a depositar nuestros ojos con respeto y recogimiento en la forma ovoidal de la cúpula y en su puerta ojival de pesada madera. A su derecha un campanario de atípicos rasgos nos muestra una cruz en bajo relieve y la desnudez de campana alguna.

 

Click para ampliar Click para ampliar

Click para ampliar

Aunque deteriorados, en el ingreso, se puede descubrir la partitura de la Quinta Sinfonía de Beethoven así como la Oración de Jesús en el Huerto.

 

En el interior, su pasión por el muralismo se pone de manifiesto en obras centradas en el elogio a la trilogía de referentes que le dieron sentido a su existencia: Dios, los Sentimientos y el Intelecto.

Es así que "Elogio de Dios" interpreta la creación de la vida y el poder del ser superior. El "Elogio del Sentimiento" muestra, definidas por distintos tonos de azul en un caso y el blanco en el otro, a sus seres amados Leonor y Eleonora  rodeadas y protegidas por ángeles entre nubes. Al pie del mismo se construyó la cripta donde descansan los restos de la familia Buffo. Finalmente, el "Elogio al Intelecto" quedó inconcluso como consecuencia de la muerte del artista.

La suave iluminación obtenida a través de ventanas circulares ubicadas en los techos de la construcción crean un clima de intimidad y recogimiento.

 

Completan la escena elementos personales de sus seres amados y tres péndulos; uno de los cuales, reproduce al de Foucauld, de cuya instalación en París, Guido Buffo fue testigo en su temprana juventud.

 

Click para ampliar

Click para ampliar

Click para ampliar

Click para ampliar

La casa, devenida en Museo, conserva y expone el patrimonio histórico de la Familia Buffo; lindero a la misma, se encuentra un circuito pedestre donde se puede acceder a los poemas escritos por la hija de Guido.

 

 

La fatalidad no quiso

que en este pequeño espacio

que algunas lajas limitan

LEONOR izara su

maravilloso palacio

de amor, laborado en sueños

como otro sueño infinito.

Nido inconcluso, hoy las hierbas

florecen en su recuerdo,

la línea que las alienta

es línea que fue de sueños.

Tú que pasas, a la fuente

lleva tus manos y deja

que unas gotas, como lágrimas,

deslían sobre las hierbas.

 

VI IX MCMXLI

(06 de setiembre de 1941)

 

Guido Buffo

Familia Buffo Allende

 

Leonor Buffo Allende

 

 

La restauración:

El 10 de julio de 2015, "El Milenio" publica una nota bajo el título "Capilla Buffo en comodato - El patrimonio cultural de la Provincia quedará en manos de la Municipalidad de Unquillo para su cuidado y conservación. Asimismo, el ente estatal se encargará de administrar las visitas al establecimiento".

De la lectura de la misma podemos extraer lo siguiente:

"El pasado viernes 3 de julio se reabrieron las puertas de la Capilla Buffo luego de los trabajos de restauración que se venían realizando desde mayo de 2014, sobre su estructura edilicia y los frescos de su interior."

"El inmueble de la capilla y vivienda de Guido Buffo fue concedido en comodato, por un período de 5 años por parte de la Agencia Córdoba Cultura; el contrato también incluye los bienes muebles que fueron entregados e inventariados con anterioridad."

"Con relación a los bienes muebles, se trata de cuadros de Guido Buffo y piezas arqueológicas que el estudioso recogió y actualmente están bajo la guarda del Estado provincial. Uno de los cuadros es una pintura de caballete, que fue restaurada en el Taller Domingo Bifarella, que funciona en el Museo Genaro Pérez de la ciudad de Córdoba. La obra consiste en uno de los tantos estudios que Buffo hizo antes de llevar la imagen al fresco, mural que retrata a una musa con bandeja."

"El inventario de los bienes que forman el acervo patrimonial de la capilla, contiene documentos en papel, manuscritos, pinturas y bocetos de los frescos que bellamente decoran el santuario."

"La obra de restauración tiene alcance internacional y siguió criterios acordes a las tendencias actuales y recomendaciones de organismos internacionales del Consejo Internacional de Monumentos y Sitios (ICOMOS). Los profesionales a cargo fueron Marcela Mammana, restauradora, especialista en murales y en la técnica de frescos, y el Arquitecto Javier Correa, especialista en restauración de edificios históricos de valor patrimonial, ambos con amplísima trayectoria en este tipo de intervenciones. Es de destacar que el trabajo de restauración fue supervisado por la Dirección de Patrimonio de la Provincia de Córdoba, a través del Licenciado Jacinto."

 

 

Click para ampliar

Click para ampliar

 

En una nota realizada por Santiago Aguirre para la publicación OCIO, será la misma Artista Marcela Mammana  quien mejor describa el proceso de restauración aplicado a la Capilla (acceda a la misma).

 

 

 

 

Fuentes de consulta:

  • EL MILENIO: 10 de julio de 2015

  • Agradecemos el material impreso aportado por la Artista Marcela Mammana

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

ll Home ll Objetivos ll Búsqueda ll por Nombre ll por Localidad ll Mapas ll Patrimonio ll Glosario ll

ll Fiestas ll Las Capillas y el Arte ll Biografías ll

info@capillasytemplos.com.ar

 

La Página Web "Capillas y Templos" es una iniciativa privada sin fines de lucro que no mantiene vinculación alguna

con los distintos templos aquí descriptos como así tampoco con la Iglesia Católica

ni con ningún otro Credo Religioso u Organismo Gubernamental.

 

La Página Web "Capillas y Templos" se encuentra inscripta en la Dirección Nacional del Derecho de Autor, bajo números:

884418 del 26 de octubre de 2010

4985831 del 23 de diciembre de 2011

5077053 del 07 de febrero de 2013

5234137 del 05 de junio de 2015 y

5339188 del 21 de marzo de 2017

Se prohibe la copia y/o reproducción parcial o total del material contenido en la presente Página

sin la expresa autorización de los autores de la misma.

De modo explícito, no autorizamos ningún tipo de utilización del presente contenido

que signifique fines comerciales y/o rentables.