Home
Objetivos
Busqueda
Busqueda por Nombre
Busqueda por Localidad
Mapas
Las Capillas y el Arte
Fiestas
Biografias
Patrimonio
Glosario
Contacto
 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

CAPILLA DE LAS CHACRAS

La Estación de Thea queda atrás, comenzamos a recorrer un polvoriento camino identificable, en un todo, con la típica geografía serrana cordobesa. Vamos rumbo al casco de la Estancia de Las Chacras.

Nos atrae el imán que significa conocer la Capilla y su triste destino. Una historia donde el abandono y el fuego dibujarán la realidad que hoy deseábamos descubrir. Actualidad que sabemos sepulta con dolor un pasado diferente donde el futuro se veía decididamente con otra expectativa. De hecho, aquellos años significaban incluso, que mereciese ser imagen de una postal turística.

 

Recordaba otras imágenes las que correspondían a los años 40 del siglo XX y que ya preanunciaban el comienzo del fin.

Foto publicada en "Historia de la Iglesia en la Argentina"

 

En realidad, contábamos con muy poca información complementaria: un viejo inventario de 1810 que, atribuído a José Julián Sueldo, aportaba algunos pocos datos: “..11 ½ varas y una imagen de Nuestra Señora de las Mercedes con su corona de plata y anillos de oro y perlas..”; la información sobre la conservación de frescos sobre los restos de un púlpito de madera y la posibilidad de acceder a elementos aborígenes tanto en la misma Estancia como en diversos museos de la zona que fueron rescatados en la zona donde también, fue hallado un cementerio del cual fue retirado un esqueleto completo con su tradicional urna de barro.

La más adecuada descripción que encontré de la Capilla le atribuye "cierta nobleza y singular carácter en su sólida fachada que corona pesadamente de uno a otro extremo, a manera de maciza espadaña, un frontón triangular. Conforme a la clásica tradición, una escalerilla a la vista da acceso al campanario. También revive el tema porche, siendo en este caso el arco de acceso de proporciones reducidas. Precédela también un clásico portillo de lajas de piedra a la moda de las norteñas".

Click para ampliar

Click para ampliar

Click para ampliar

Click para ampliar

Click para ampliar Click para ampliar

Click para ampliar

LAS TIERRAS:

Orígenes

 

Los primeros pobladores fueron los Comechingones, vocablo traducible como "tierra escondida"; lo que generaría la razonable interpretación de "habitantes de las cuevas o de las piedras". Se constituían en familias o pueblos llamados "ayllu" o "ayllo" regidos por un cacique o "curaca" y habitando casas separadas por cercos o pircas que delimitaban las distintas parcelas asignadas a cada familia. El trabajo de la tierra era comunitario así como la construcción de los medios de riego. Las zonas de caza se distribuían a cada poblador. Será el pueblo de Tininpala el que más perdurará aún durante la presencia española en la zona. El mismo se ubicaba en lo que serían las Estancias de Los Troncos y Las Chacras y limitaban con los territorios de Olaén y Ayampitín.

1588

La presencia española en La Punilla divide a este valle en dos zonas otorgadas a la tutela de Don Bartolomé Jaimes (la norte) y a Don Francisco Pérez de Aragón (la sur) adoptando cada una la denominación de Punilla de Jaimes y Punilla de Aragón. Es así que en setiembre de ese año el Teniente de Gobernador y Co-fundador de Córdoba Don Pedro de Villalba otorga el título de encomendero de indios y terrateniente a Don Francisco Pérez de Aragón y a su esposa Lucrecia Villalba la parte sur de La Punilla.

1590

El matrimonio afianza la Estancia "El Pescadero" que luego adopta el nombre "Los Quimbaletes".

1631

Mariana, una de las tres hijas del matrimonio Pérez de Aragón - Villalba lleva en dote una sección de la zona sur de la merced al contraer nupcias con Don Juan de Heredia.

1633

Un documento enviado por Doña Lucrecia Villalba solicita información sobre los indios que, de ese pueblo, aún permanecían en la zona y que, por amojonamiento de la zona según la justicia, eran ocupados por ellos. Los descubrimientos arqueológicos recientes confirman dicha presencia. Será en este año que se realiza la primera mensura de la estancia dividiéndose en dos  quedando la mitad norte en poder de Lucrecia Villalba y la sur definitivamente en manos de su hija Mariana. Doña Lucrecia contrae segundas nupcias con Don Gabriel García de Frías con lo que, sumando las propiedades de ambos y tras la muerte de éste, se convierte en la mayor latifundista del norte de Córdoba. De este matrimonio nace Catalina Frías Villalba quien heredará a la muerte de su madre.

1639

La mitad sur, perteneciente al matrimonio Villalba-Heredia, es vendida a Don Manuel Correa Saa y su esposa Doña Lorenza Negrete de Cámara quienes venden una fracción, en 1674, a Don Francisco Fernández Pizarro y en carácter de dote de Doña Antonia Pizarro a Don Luis Bracamonte.

1668

La parte norte es vendida a Don Alonso Luján de Medina.

1716

Distintos documentos atribuyen la posesión de parte de esta región a las Monjas de la Orden Teresas de Jesús de Córdoba pasando luego a manos de José Caldevilla quien adquiere en este año, además, las propiedades de Bracamonte. Este apellido por deformación deviene en Capdevila. Las propiedades eran por demás extensas y abarcaban desde lo que actualmente conocemos como La Cumbre, los faldeos de las Sierras Chicas, el Pungo, Altos de San Pedro y Huerta Grande. Posteriores ventas y subdivisiones, las herencias y nuevos matrimonios gestaron las estancias de Santa Rosa, La Cañada, La Higuerita, Las Chacras.

1740

 

La Estancia "Los Quimbaletes" pasa a las manos de José Zapata y luego a Julián Núñez.

1762

Francisco Roque Cevallos adquiere la Estancia "Las Chacras" o "Cañada de los Sauces"

1816

Documentos del Archivo del Arzobispado realizado por el Licenciado Moyano Aliago revela que hacia ese año se comenzó con la construcción de la Capilla bajo la advocación de la Virgen de la Merced (Capilla de Mercedes de la Cañada).

1800-1836

A Francisco Roque Cevallos se atribuye la construcción de la Capilla de Las Chacras destinada a la veneración de la Virgen de la Merced.

1856

La Estancia "Las Chacras" es adquirida por la familia Caldentey quien vende una fracción a Dionisio Quinteros dándole vida a la Estancia "Los Troncos" y hace construir un castillo de estilo español medieval inconfundible por sus mármoles y granito rosado.

Finales del Siglo XIX

Las Estancias "Los Troncos" y "Las Chacras" son adquiridas por el italiano Miguel Thea, poderoso explotador de caliza de la época. Una de las parcelas de dichas tierras la identifica como "El molino" ya que allí existía una remoto equipo de molienda de cereales. Será en este sitio donde decide, respetando el estilo europeo, construir un molino que identifica a la zona hasta nuestros días.

Principios del Siglo XX

En 1913 Thea dona tierras para el ferrocarril y se instala la Estación que llevará su nombre. Por otra parte las tierras que eran propiedad de los Capdevila, al pie de las sierras chicas van cambiando de dueños y generando divisiones: Bustos, Pavón Paz, Tomás Varela.

1938

Las propiedades, embargadas y rematadas, son adquiridas por Juan y Ugolino Giardino y por la esposa de éste último: Juana Micono. La familia Giardino, luego de sumar otras propiedades inician, en 1939, el proceso de urbanización y venta de lotes incluyendo infraestructura y servicios. Al remate asisten prestigiosos artistas de la época como Iris Marga y Tito Lusiardo, quienes pasan a ser propietarios de lotes en el lugar. Nace así la Villa que ve la luz con un litigio de identidad ya que la familia Giardino impulsa el de "Villa Alejandro Giardino" en homenaje al padre de Juan y Ugolino, mientras que la familia Thea defiende el de "Villa Vertientes de Thea".

1964

El dilema del nombre es resuelto por el Gobierno de la Provincia de Córdoba fijando por Decreto 1523 la designación Villa Giardino - Estación Thea.

 

Datos complementarios:

Latitud : 31º 02´S

Longitud : 64º 29´W

Altitud : 1025 m

 

 

 

Fuentes de consulta:

  • Documentos de Arte Argentino - Por los Senderos Misionales de la Arquitectura Cordobesa: Academia Nacional de Bellas Artes.

  • Historias Populares Cordobesas: Comunideas, Ministerio de Gobierno, Coordinación y Políticas Regionales (Gobierno de la Provincia de Córdoba).

  • CAYETANO BRUNO - Historia de la iglesia en la Argentina - 1967

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

ll Home ll Objetivos ll Búsqueda ll por Nombre ll por Localidad ll Mapas ll Patrimonio ll Glosario ll

ll Fiestas ll Las Capillas y el Arte ll Biografías ll

info@capillasytemplos.com.ar

 

La Página Web "Capillas y Templos" es una iniciativa privada sin fines de lucro que no mantiene vinculación alguna

con los distintos templos aquí descriptos como así tampoco con la Iglesia Católica

ni con ningún otro Credo Religioso u Organismo Gubernamental.

 

La Página Web "Capillas y Templos" se encuentra inscripta en la Dirección Nacional del Derecho de Autor, bajo números:

884418 del 26 de octubre de 2010

4985831 del 23 de diciembre de 2011

5077053 del 07 de febrero de 2013

5234137 del 05 de junio de 2015 y

5339188 del 21 de marzo de 2017

Se prohibe la copia y/o reproducción parcial o total del material contenido en la presente Página

sin la expresa autorización de los autores de la misma.

De modo explícito, no autorizamos ningún tipo de utilización del presente contenido

que signifique fines comerciales y/o rentables.