Home
Objetivos
Busqueda
Busqueda por Nombre
Busqueda por Localidad
Mapas
Las Capillas y el Arte
Fiestas
Biografias
Patrimonio
Glosario
Contacto
 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

NUESTRA SEÑORA DE LA MERCED

 

Antigua postal

 

 

Tiempo después de la fundación de Córdoba de la Nueva Andalucía don Gerónimo Luis de Cabrera envió expedicionarios al sur y al norte del río San Juan que corría a los pies de la reciente fundación. Así, un puñado de valientes recorrió por primera vez el hermoso y dilatado valle de la Punilla.

Luis de Abreu, Juan de Bustamante, Gabriel García Frías, Pedro de Gandía, Bartolomé Jaimes, Tristán de Tejeda, Alonso Martín, Miguel de Medina, Juan de Mitre, Blas de Peralta, Francisco Pérez de Aragón y otros, en su calidad de vecinos feudatarios de Córdoba, llegaron, a su hora, a ser encomenderos y terratenientes a la vez.

Dice Monseñor Pablo Cabrera, después de enumerar las tierras que cada uno poseyeron: “Pérez de Aragón, en lo que fuéle asignado a nombre de la Corona, el primero de septiembre de 1588: “valle” o zona territorial limítrofe por el norte con los terrenos de Jaimes y que ostentaban, para la fecha, el nombre con que la bautizaron los españoles al visitarla: PUNILLA, quizás por que les atacó aquí el soroche, pero no con la intensidad que lo hiciera al aventurarse ellos por la Puna, camino de Jujuy. Más tarde hízose extensivo dicho nombre a todo el valle, de un extremo a otro de él, empezándose por adjudicar el de “la Punilla de Jaimes” a los terrenos pertenecientes al conquistador de ese apellido, a fin de distinguirlos de los de “la Punilla de Aragón”, que, desde el fallecimiento de este, pasaron a manos de su esposa, doña Lucrecia de Villalba”.  

El suelo que pisaron estos conquistadores tenía dueños. Dice Monseñor Pablo Cabrero: “... Los aborígenes eran de índole mansa y muy asequibles a los beneficios de la civilización. Su sometimiento al dominio español no impuso casi el tributo de sangre, y el apostolado evangélico, los redujo sin mayores dificultades a la fé”. No conocemos la mirada aborigen.

Pasará más de una centuria y después de números pleitos, divisiones, ventas y herencias, algunas estancias pasarán a nombre de la distinguida familia Capdevila.

 

Los Caldevilla y la Capilla

José Caldevilla nació en 1672 en Burgos, España. Se trasladó a América estableciéndose en Córdoba como Maestre de Campo, dueño de varias estancias en la Punilla entre ella “El Chañar” que compró en 1700 al Monasterio Santa Teresa y “Pescadero” a Pedro Soria y doña María de Olmos Aguilera en 1746.Había contraído matrimonio con doña Francisca Quintero con quien tuvo cinco hijos:

1)    José Caldevilla Quintero

2)    Jerónimo Caldevilla Quintero

3)    Diego Caldevilla Quintero

4)    Toribio Caldevilla Quintero

5)    Miguel Caldevilla Quintero

José Caldevilla Quintero nació en 1714.Heredó de su padre la estancia “El Chañar” . El 8 de octubre de 1724 contrajo matrimonio con doña Manuela Moyano Carranza y de la Cerda. Sus hijos fueron:

1) Tadeo Caldevilla Moyano, nacido en 1738. Cuando fallece en 1819 pide en su testamento ser sepultado en la Capilla de "La Cañada" ubicada en su propiedad; deja así una invalorable prueba de la existencia de la misma. Su origen se asume hacia 1770 en plena prosperidad de la influencia jesuítica en la zona.

2) Francisca Caldevilla Moyano

3) Feliciano Caldevilla Moyano (     - 1812)

4) Cornelio Caldevilla Moyano

5) Vanancia Caldevilla Moyano

6) Gabriela Caldevilla Moyano

7) María Ignacia Caldevilla Moyano

8) Vicente Caldevilla Moyano

Cornelio Caldevilla Moyano nació en 1750. Inicia la transformación del apellido y firma Caldevila. Falleció el 11 de enero de 1810 y fue sepultado en el cementerio de la Capilla de San Antonio en el valle de la Punilla. Se había casado, el 5 de mayo de 1781 en la Catedral de Córdoba, con doña Josefa Pavón, hija legítima de Jerónimo Pavón y Petrona Olmos de Aguilera. Sus hijos fueron:

1) José Segundo Caldevila Pavón

2) Carlos María Caldevila Pavón

3) José Román Caldevila Pavón

4) Diego Román Caldevila Pavón

5) Miguel Caldevila Pavón

José Segundo Caldevila Pavón había nacido alrededor de 1783. Fue Juez de Alzada en la Punilla. Él y su madre, Josefa Pavón, hicieron construir la Capilla de La Merced en la Cañada de las Mercedes. Con don José Segundo se inicia la ortografía Capdevila, que adoptarán todos los miembros de la familia.

Contrajo matrimonio dos veces: en 1802 con Doña Teresa Berdiñan y en 1819 con María de Jesús Ceballos. Del primero nacieron nueve hijos y del segundo, tres.

 

Click para ampliar

 

Click para ampliar

Inventario:

José Julián Sueldo, quien fue párroco de la Punilla entre 1810 y 1825, efectuó el inventario de la Capilla siendo refrendado por los señores José Núñez y Cruz Castillo.

El mismo consigna: “… inventario de todos los bienes y utensilios pertenecientes a la nueva Capilla de Mercedes en el Paraje de la Cañada, que los ha donado doña Maria Josefa Pabon Patrona de dicha Capilla y como tal Patrona se hace cargo de ellos bajo la correspondiente responsabilidad, y con obligación de tener libro de Fábrica …”

Se registran, “… pieza de la Capilla de ocho varas de largo y cinco varas de ancho con su sacristía de cinco varas de largo y cuatro varas de ancho, ambas piezas de adobe crudo, con techo de teja y cañerío y de varazón con tres tirantes la pieza mayor, y con puertas seguras con sus propias cerraduras y la mesa de altar de adobe … una imagen del crucificado… una cruz para los entierros… Catorce quadros de la pasión … La imagen de Nuestra Señora de la Merced, tres cuartos de alto con vestido … corona de plata y en ella un alfiler con una esmeralda." 

 

La Capilla, hoy:

Está ubicada en una zona llamada Cañada de las Mercedes, en el ejido de Villa Giardino, y la precede un cementerio colonial. La blanca figura de su fachada denuncia una arquitectura de estética muy sencilla. Se asienta sobre un zócalo bajo de piedra a la vista y como proyección de la nave, el hastial, copia el borde del techo a dos aguas apoyado en una moldura simple la cual continua sobre el flanco izquierdo en forma horizontal y marca el nacimiento de la espadaña de ángulo.

Tras el rectángulo vertical bajo la espadaña esta la escalera de ladrillos que permite ingresar al coro alto y facilita el tañido de las dos campanas alojadas en sendos vanos frontales que culminan en arco de medio punto. Una moldura bocel a la altura de las impostas de los arcos rodea la espadaña en todas sus caras. La espadaña culmina con líneas curvas que simulan manos elevadas hacia la cruz que la corona.

 

Click para ampliar

Click para ampliar

 

 

 

Todas las fachadas están terminadas con un salpicado grueso a la cal. La planta es cruciforme. La nave principal a la cual se ingresa por una puerta de algarrobo de dos hojas con el borde superior en arco rebajado, mide 13,80 m de largo y 4,00 m de ancho. La enmarcan gruesos muros de piedra y adobe de 68 cm de espesor.

 

 

Esta techada con siete cabreadas de par y nudillos, alfajías y bovedillas a la vista, siendo su cubierta de tejas coloniales. Conserva el piso original de ladrillones. Un pretil de mampostería intercalado con rejas forjadas de igual altura y un desnivel de piso, demarcan el presbiterio que culmina en el altar de mampostería que ocupa la totalidad del testero.

 

Imágenes anteriores a las tareas de pintura

 

Imagen posterior a las tareas de pintura

 

En él se destacan dos pilastras con capitel que flanquean la hornacina central, el de la Virgen de la Merced, determinando tres calles y simulan sostener el tímpano que copia las pendientes del techo. A ambos lados de las pilastras dos hornacinas de menor dimensión alojan sendas imágenes. Las hornacinas están asentadas sobre molduras rectas bajo las cuales hay dos vanos por los que se ingresa a un recinto que contiene otro altar de mampostería. El pequeño ambiente tiene 4,10 m de profundidad con techo de chapa de baja altura y de una sola agua. Se dice que este altar es anterior a la capilla y era utilizado por las misiones evangelizadoras de los padres jesuitas. Dos pequeñas aberturas alojadas en las paredes laterales, bajo las cabreadas aportan iluminación al recinto.

 

 

Del lado del evangelio, como uno de los brazos de la cruz un espacio de 6,97 m por 3,88 m de ancho se integra a la nave principal a través de un vano con arco subtendido de medio punto. Tiene una puerta de algarrobo en la cara oeste y venta en el muro norte. Está techada con chapa a la vista asentadas en cabreadas de algarrobo. El piso es de tablones cortos de algarrobo asentados a junta ancha.

 

 

Del lado de la epístola, el otro brazo de la cruz, mide 4,05 m. de largo por 3,88 m de ancho. El techo es de la misma tipología que el de la nave principal, solo que está colocado a menor altura y la cubierta es de chapa de zinc pintada en color rojo. El piso original es de baldosones cerámicos. En el centro del muro oeste tiene puerta de algarrobo de una sola hoja y ventana en el muro norte.

 

 

La antigua imagen de la Virgen de la Merced de 50 cm de alto vivió una misteriosa desaparición que obligó a su reemplazo por una de 1,30 m de altura tallada durante el siglo XVII en madera policromada. Es esta última la que cada 24 de setiembre es retirada y homenajeada en la procesión y consiguiente misa de la "Fiesta Patronal de la Cañada". El acontecimiento reúne lo religioso con la actividad tradicionalista de Villa Giardino y del Valle de Punilla. Hacia 1980 la antigua y pequeña Virgen fue restituida por quienes actuaron como custodios por varias generaciones.

 

 

Camposanto

El espacio que se desarrolla frente a la capilla, rodeado por un muro bajo, está ocupado por un Cementerio, el que es considerado el más antiguo de la región.

Se encuentran tumbas, aun anteriores a 1830 y ha funcionado hasta, aproximadamente, el año 1940.    

En 1819, se tiene asentado en los libros registrales del cementerio que el propietario de la Estancia de La Cañada Tadeo Caldevilla pide en su testamento, ser sepultado en la Capilla.

Bajo los añosos pinares descansan en paz diferentes grupos étnicos como zambos, mulatos, indios, esclavos o libertos y blancos.

Allí están los restos de Cépides y Antón, los indios que tallaron el San José,  en madera de algarrobo, que esta en el altar de la Capilla. También esta la donante de la imagen, Lucrecia Villalba.

En el Archivo del Arzobispado de Córdoba, quedó registrado un singular episodio respecto de este cementerio y el que correspondía a la Capilla de Las Chacras.

El presbítero Ambrosio Raynoldi, el 18 de noviembre de 1878, informaba al Arzobispado que “… en la Pedanía de San Antonio hay dos Capillas denominadas de N. S. de la Merced, una en la Cañada y otra en Chacras, distantes no mas de una legua entre ellas, cada una cuenta muy pocos vecinos y por la mayor parte solidariamente pobres. En vista del muy poco poblado y tan pobre, en consideración de la vecindad de las dos Capillas, y de actual escasez de recursos, el suscripto, oído el parecer de los contribuyentes, y de la comisión nombrada, juzgó oportuno se haga un solo cementerio, colocado en el medio entre las dos Capillas… Así mismo suplico se me conceda … bendecir el nuevo cementerio ya construido en Dolores, como también el de las Capillas de la Cañada y Chacras, cuando sea concluido.”

El 9 de marzo siguiente, el Pbro. Ambrosio Raynodi pedía “… inutilizar los cementerios de las Cañada y de las Chacras, por ser colocados en el mismo petril de las Capillas … y que por tanto el suscripto resolvió se hiciera un nuevo cementerio, colocado en el medio entre las dos Capillas, el cual se edificó sobre el mismo camino carril y dista cerca de diez y ocho cuadras de cada capilla. Por lo tanto, pido la autorización necesaria para bendecirlo cuanto antes.”

El cementerio de la Cañada, aunque desactivado, permaneció hasta nuestros días, mientras que el de las Chacras desapareció, quedando de la capilla, solo ruinas.

 

 

Click para ampliar

Click para ampliar

 

Click para ampliar

Datos complementarios:

Latitud : 31º 02´39,02" Sur

Longitud : 64º 28´ 29,65" Oeste

Altitud : 1025 m

 

 

 

Fuentes de consulta:

  • CABRERA, Pablo Pbro.: "PUNILLA, desde el Dique al Uritorco" - Editorial Pereyra - Córdoba, 1931.

  • HISTORIA Y GENEALOGÍA HISPANOAMERICANA – "Los Capdevila" https://geneasud.blogspot.com.ar/2014/08/los-capdevila_25.html

  • HUBER. Norberto E. - “Paisaje y Vida del Valle Cordobés San Roque”.  Editorial Copiar. Córdoba, 2001.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

ll Home ll Objetivos ll Búsqueda ll por Nombre ll por Localidad ll Mapas ll Patrimonio ll Glosario ll

ll Fiestas ll Las Capillas y el Arte ll Biografías ll

 

La Página Web "Capillas y Templos" es una iniciativa privada sin fines de lucro que no mantiene vinculación alguna

con los distintos templos aquí descriptos como así tampoco con la Iglesia Católica

ni con ningún otro Credo Religioso u Organismo Gubernamental.

 

La Página Web "Capillas y Templos" se encuentra inscripta en la Dirección Nacional del Derecho de Autor, bajo números:

884418 del 26 de octubre de 2010

4985831 del 23 de diciembre de 2011

5077053 del 07 de febrero de 2013

5234137 del 05 de junio de 2015 y

5339188 del 21 de marzo de 2017

Se prohibe la copia y/o reproducción parcial o total del material contenido en la presente Página

sin la expresa autorización de los autores de la misma.

De modo explícito, no autorizamos ningún tipo de utilización del presente contenido

que signifique fines comerciales y/o rentables.