Home
Objetivos
Busqueda
Busqueda por Nombre
Busqueda por Localidad
Mapas
Las Capillas y el Arte
Fiestas
Biografias
Patrimonio
Glosario
Contacto
 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

IGLESIA DE LA ESTANCIA DE JESUS MARIA

 

Click para ampliar

Click para ampliar

 
 

“… primeramente por la puerta principal entrada al Patio de las casas, contiguo al Portico de la Iglesia, la cual es de madera de algarrobo, vieja, corriente de Zerrojo, Zerradura y Llabe con sus goznez de fierro, una campanita de bronce y un lienzo de pared de mampostería de los dos lados, cuia puerta esta á la parte del Sur …”.

En el inventario y tasación de la Junta de Temporalidades de 1769, se describe minuciosamente todo lo que posee la Estancia de Jesús María.

Más de trescientos ochenta años  han pasado desde los comienzos y han llegado a nuestros días, la gran iglesia y el pintoresco patio claustrado en dos de sus lados, carente del ala sur este, de la cual solo se habían hecho los cimientos al momento de la expulsión.

El patio cuadrangular y la iglesia en el lado sur recuerdan a la de Alta Gracia, respondiendo a la planta genérica del monasterio medieval.

La construcción se desarrolla en dos plantas. En el ala noroeste, dada la importante pendiente del terreno, en planta baja solo tiene galerías y en planta alta galería y habitaciones. Por el parejo del muro que contiene al suelo en planta baja, todo en piedra bola entera, es probable que sea la parte  más antigua de la construcción. 

Los arcos del claustro, de gran solidez, tienen en sus enjutas pintorescos óculos cuadrifolios y en este sector, a pesar de tener las impostas para las bóvedas, el techo es plano de tirantería y bovedillas.

El ala noreste incluye en planta baja, el amplio local de la vieja bodega y sobre ella, las habitaciones de los jesuitas. Este es el sector que, según los documentos, se le atribuye, en forma directa al Hermano Bianchi (Ver Biografía).

La hermosa iglesia, que no llegó a concluirse en su totalidad,  esta descripta por el Padre Sobrón, en claros términos. “Es de planta muy simple: cruz latina con crucero ancho cuanto la nave, pero menos profundo que el presbiterio. La nave es de tres tramos bien diferenciados  por robustos contrafuertes a manera de pilastras, que soportan los arcos fajones de la bóveda”.

“Esta cubierta por una bóveda de cañón corrido con cúpula sobre el crucero, algo rebajada, sin tambor pero con linterna. El arranque de la bóveda esta marcado por una gruesa cornisa que gira por todo el interior, acompañando los resaltes de los muros que cobran así, aspecto de verdaderas pilastras. Tiene además, una rica decoración, patentemente posterior, de claro aire germánico”.

Click para ampliar

Click para ampliar

Desde el presbiterio, algo profundo, se accede a las dos sacristías. La de la derecha, tiene una elaborada cubierta de cuatro pabellones y linterna, que parece haber sido pensada como en elegante baptisterio barroco o capilla de planta central.

 

Exteriormente, está  terminada con una cúpula que remata en un bulbo apuntado, propio de la cultura centroeuropea.

En su parte posterior, por una escalera se accede a la hermosa espadaña, estructura de piedra, resuelta en tres niveles con dos orificios en el segundo  y uno en  el tercero,  para alojar sendas campanas. Se ubica diagonalmente a la fachada posterior.

 

Click para ampliar

Click para ampliar

La fachada principal orientada al sur-sureste, no estaba concluida a la hora de la expulsión. Es de factura posterior y  está comprendida por algunas de las restauraciones que han dañado su calidad original y alterando sus valores.

Click para ampliar

Click para ampliar

Es difícil precisar, con la documentación disponible y la redacción de la misma, las fechas de ejecución de  las distintas construcciones y los autores actuantes, proyectistas y directores técnicos; entendiendo además, que el proceso fue muy largo y por tanto, pueden haber intervenido varios responsables. 

El Padre Furlong, el arq. M. Buschiazzo, A. Lascano Gonzalez, entre otros, le atribuyen al H. Bianchi (Ver Biografía) la autoría del templo, pero son solo supuestos sin documentación que los avalen.

El Padre D. Sobrón, en cambio, lee tres etapas en la construcción de la iglesia. La primera correspondiente al presbiterio y la sacristía, por su perfecta unión con los claustros del oeste. Esto le hace pensar que pertenecen al diseñador de los planos del conjunto y que seguramente comenzó la construcción. Sin asegurar la autoría, el diseño de la sacristía que ya estaba en 1721, recuerda un aire cercano al origen bohemio del H. Juan Kraus S. J.  

La segunda etapa cree que abarca el crucero y las dos primeras crujías de la nave. En esta pueden haber intervenido Prímoli o Bianchi y puede haberse desarrollado entre los años 1718 a 1720. Los brazos poco profundos del crucero, si bien armonizan con la cúpula rebajada, desentonan con la profundidad del presbiterio. Cúpula y crucero tiene una concepción más “lombarda”.

La tercera etapa sería la última crujía. Que en realidad más que tramo de la nave, es el nártex, determinado por la bóveda de sostén del coro alto, que va desde la última pilastra hasta el muro del frente de la iglesia.

Es manifiesta la rusticidad en la técnica constructiva de esta etapa, comparada con las anteriores.

En el año 1701, se suscitó el enojoso pleito entre los Jesuitas y el Obispo Mercadillo por cuestiones del diezmo. Los enviados de este último, en la iglesia de Jesús María, quitaron la pila bautismal,  bajaron las campanas y por último, suspendieron el culto, clavando para ello las puertas.

En ese momento todavía no se había terminado la espadaña con su escalera a la sacristía, pues aquellos señores vieron “a las espaldas de la dicha iglesia estar colgadas dos campanas en unos horcones que servían de campanario”.  La espadaña conserva una piedra con la fecha 1762, seguramente el año de su terminación.

En las Cartas Anuas de 1720-1730 escribían: "... hace poco se construyó desde los cimientos el nuevo edificio de la viña de Jesús María con su comedor y ocho aposentos estando la obra todavía sin acabar”.  En las Anuas de 1735-1740 se anota que: “… en la estancia de Jesús María se ha construido una cómoda y sólida casa habitación para los nuestros y una nueva bodega de vino”. A lo largo de esos 40 años nada se dice de la iglesia.

En el memorial del Padre José de Aguirre, en su visita el 28 de septiembre de 1721, puede leerse: “… 2º Para cautelar los inconvenientes que puede haber en que el negrito salga fuera muy de mañana para tocar a Ave María, y de noche a las Ánimas, se hará una escalera para las campanas en el aposento del rincón con una tribuna para la iglesia”.

 

Click para ampliar

Click para ampliar

 

De las mercedes, compras y donaciones de tierras.

 

06 – octubre – 1576

(merced)

El Teniente General de Gobernador de las Provincias del Tucumán. Don Lorenzo Suárez de Figueroa, en nombre de Su Majestad  y del Señor Gobernador, hizo merced al vecino de la ciudad de Córdoba Don Pedro Deza, … de un pedazo de tierra que tenga una legua en el río de Guanusacate, de una parte y la otra del río, con media legua de ancho la tierra adentro, y hacia las sábanas para sus chacaras y heredamientos de riego y con la que pueda sacar toda el agua del río en asequias para regarlo, el cual  pedazo corre y se cuente mas abajo del camino real por donde pasan de presente los españoles y carretas … que hacía la dicha merced para siempre jamás … atento que la dicha tierra no há sido ni es labrada ni cultivada de los naturales del dicho valle de Guanusacate ni de otros.

09 – agosto – 1588

(merced)

El Gobernador y Capitán General Don Juan Ramírez de Velazco, desde Santiago del Estero, hizo merced a Don Alonso de la Cámara, de unas tierras de media legua de largo por media de ancho, ubicadas sobre el arroyo de Guanusacate y aguas arriba hacia la sierra, de las tierras linderas de Don Pedro Deza.

20 – noviembre – 1605

(compra)

El  Alférez Real Gaspar de Quevedo, compra a Don Alonso de la Cámara, … un pedazo de tierra de las que tengo en Guanusacate, término y jurisdicción de esta dicha ciudad de la otra banda hacia Santiago del Estero, las cuales dichas tierras de presente se riegan de la asequia que viene al molino Continúa la escritura determinando el uso y partición del agua de regadío.

19 – Junio – 1606

(venta)

Por ante el escribano Juan Díaz de Ocaña, Alonso de la Cámara vendió a Gaspar de Quevedo, un molino de moler trigo que yo tengo y poseo en las tierras y asiento de Guanusacate de la banda del río y hacia las tierras de Miguel de Ardiles, con las piedras y aderezos que tiene, y casa, y un pedazo de tierra que está entre el molino y unas tierras que vendió a Juan Rodríguez Cordero y el susodicho la vendió la dicho Gaspar de Quevedo … le bendo el dicho molino por precio y cuantía de 300 pesos de plata.

17 – noviembre – 1615

(amojonamiento)

 

 

En la fecha comparecieron Don Gaspar de Quevedo, que estaba extendiendo, por compras, su propiedad  y Don Miguel de Ardiles, señor de la chacra y estancia y viña, llamada Chinsacate y de común acuerdo convienen en mojonar sus límites para evitar discusiones.

15 – enero – 1618

(compra de la estancia)

 

Con la intervención del escribano Alonso Nieto de Herrera, el Provincial de la Compañía, R.P. Pedro de Oñate S.J. adquirió para el Colegio, la estancia de Quevedo. Dice la escritura: Sepan cuantos esta escritura vieren, como yo, Gaspar de Quebedo vecino y Alferez Real de la Ciud. De Córdoba, Prov.a de Tucumán ... otorgo por la presente que por mí y por mis herederos y sucesores, vendo realmente a el Colegio de la Cía. de el Ne. de Jesús de esta dicha ciudad, y en su nombre y para el dicho Colegio al P. Pedro de Oñate, Provincial de la dicha Cía. Es a saber: las tierras y chácaras que tengo y poseo en Guanusacate , ocho leguas poco más o menos de esta ciudad, que son las que hube y compre del general D. Alonso de la Cámara y Juan Rodriguez Cordero, persona que las hubo del dicho D. Alonso ... que la cantidad que son se declara en la merced que hizo el Gral. D. Lorenzo de Figueroa a Pedro Deza vecino que fue de esta ciudad que se entiende, todas las tierras que están del la otra banda del río  hacia el norte, que lindan con tierras de Miguel de Ardiles y por la otra banda del río, que es la banda que cae hasta la ciudad… las cuales le vendo con veinte mil cepas de viña, poco más o menos ... que está cercada con tapias ...

Continúa enumerando todo lo clavado y plantado: molino, agua, ganados,  tinajas, barriles, esquilmo de la viña todo lo vendo por precio y cuantía de ocho mil pesos corrientes de a ocho reales.

Tres días después, los jesuitas tomaron posesión de las tierras.

13 – febrero - 1618

(donación de tributos)

Don Gaspar de Quevedo y su esposa, Doña Mariana de Aguilar,  hicieron la siguiente donación:  In solidum decimos que por cuanto tenemos particular devoción con la religión del nombre de Jesús … hacemos gracia y donación al Colegio de la Cía. de esta ciudad de los tributos y tasa … que nos pertenecen de los indios … todos los cuales estan poblados en las tierras de Guanusacate … y gocen de la tasa y tributos que nos pertenecen como encomenderos que somos de ellos.

01 – mayo - 1618

(merced)

Con la idea de ir eliminando las fracciones de terreno que quedaban dentro de los límites de sus tierras, el Gobernador Luis de Quiñones Osorio, a petición del Provincial P. Pedro de Oñate hizo merced al Colegio Máximo, de dos leguas de una tierras vacas que lindan con tierras de dicho Colegio que antes eran del Alferez Gaspar de Quevedo y corren dos leguas río debajo de Guanusacate, hacia las tierras que llaman de Cavinda … Para sustento y conservación de dicho Colegio.   

06 – octubre – 1628

(venta)

Diego Negrete de la Cámara , hijo de Alonso de la Cámara, vendió al Colegio de la Cía. un sitio de una cuadra poco más o menos que tengo en las tierras  de Guanusacate, junto al Molino de la dicha Compía. con más, el asiento de las casas que dicho Colegio há edificado … y un pedazo de tierra que tengo en el mismo sitio de Guanusacate, lindando con tierras de Miguel de Ardiles a la parte del norte … dos cuadras mas o menos. El valor de la venta fue de $50.-

Año 1631

(compra)

Los jesuitas compran  al sureste las tierras identificadas como San Cristóbal (o Camta), ampliadas en años posteriores con dos mercedes.

Año 1640

(donación)

Don Francisco de Avendaño hace donación, al Rector  Francisco Väzquez Trujillo, de “media legua en cuadro” y otros pedazos de tierra al sur oeste. En este año la estancia se extiende hasta el poblado indígena de Ministalalo, cuyas tierras recibe en merced.

12 – mayo - 1672

La audiencia de Buenos Aires falla a favor de los jesuitas con respecto al pleito sobre “el quinto de aguas del río Guanusacate” que venían sosteniendo con Don Luis Ponce de León y otros, desde alrededor de trece años atrás. Un larguísimo entredicho, que siempre tuvo fallos favorables para el Colegio, pero los supuestos damnificados, continuaban apelando en todas las instancias posibles. El último recurso se interpuso ante la Audiencia de Chuquisaca.

Año 1678

(venta)

Don Luis Ponce  les vende sus tierras y viñas de Guanusacate, a los jesuitas,  por la suma de 3.500 pesos.

      Año 1683 (compras)

Se compran finalmente las posesiones de Nintes y Cabinda, situadas al noreste del las construcciones originarias.

15 – julio - 1767

(extrañamiento)

Los soldados del rey, leen el decreto de extradición a los jesuitas de Jesús María. Se interrumpe esta increíble obra.

21 - enero - 1775

(ventas)

Administrada por la Junta de Temporalidades hasta ese año sale a remate. El mendocino Don Félix Correas la adquirió por 28.500 pesos fuertes, siendo las viñas su principal interés en la compra. La producción de la hacienda, no es suficiente para afrontar la deuda con la Junta de Temporalidades, por lo que sale a remate la estancia  dos veces más, logrando la familia mantenerla en su propiedad.

Año1863

(compra)

Don Pío León compra una gran parte de las tierras, ciudadano paraguayo que desde hace tiempo vive en la región y se casó con una cordobesa, Doña Saturnina Berrotarán.  Ya en el año 1860, León se desempeña como autoridad en el departamento Totoral y será el fundador de la actual ciudad  de Jesús María.

 

Foto de principios del siglo XX

 

   8 – febrero - 1947

(expropiación)

Por Decreto Nº 3453, la Nación inicia la expropiación de la  Estancia de Jesús María y unas pocas hectáreas a su alrededor. Al completarse la restauración se transformará en el Museo Jesuítico Nacional.

 

Galería lateral del templo, plantas alta y baja, previo a la restauración (CAYETANO BRUNO - Historia de la iglesia en la Argentina - 1967)

Distintas imágenes previas a la restauración

(CAYETANO BRUNO - Historia de la iglesia en la Argentina - 1967)

 

 

Datos Complementarios:

Con respecto a la denominación ...

Tres son los nombres, que a lo largo de la historia ha recibido esta Estancia: Guanusacate, Jesús María y San Isidro.

El primitivo nombre y seguramente el del primitivo poblado aborigen fue el de Guanusacate. El Padre  Dreidemie (Ver Biografía), opina que debió estar sobre la margen derecha del río, en los terrenos aledaños a la actual casa jesuítica. D. Gaspar de Quevedo es el único encomendero que conserva este antiguo nombre.

Jesús María es auténticamente jesuítico. No figura en las escrituras de compra ni en donaciones. En las Cartas Anuas 1618-1619, donde se narran los acontecimientos de esos años, se la nombra como Jesús María, por lo que desde 1620, se la identifica con ese nombre, atribuyéndosele al Provincial del Paraguay, P. Pedro Oñate.

Fue muy triste la suerte corrida por las estancias después de la expulsión de los jesuitas. La imagen de la “Pura y Limpia Concepción” fue desplazada de su sitial  y reemplazada por la de San Isidro Labrador, patrono de las viñas y las sementeras. San Isidro, como nombre de la estancia, fue usado por primera vez en una de las campanas  de la iglesia, en 1828: “A Sn Ysido 1828”

Conviene aclarar que el nombre de “convento“, en derecho canónico, se reserva para las casas habitadas por monjes o frailes. Los jesuitas no son, ni lo uno ni lo otro,  por lo que  sus casas se llaman: “Casas “, “Residencias” o “Colegios”.  Entonces, no es correcto decir: “Iglesia y Convento de San Isidro”, sino Iglesia, Casa y Estancia de Jesús María.

 

Invierno de 1767 ...

En su Diario del Destierro, el Padre José Manuel Peramás S.J., para el día 15 de julio de 1767, acota en dos párafos: “Lo que pasó en Jesús María”:

32. En Jesús María estaba el P. Quiñones y los H. H José Fernández y José Caparroso. Era muy temprano y cuando llegó el oficial al aposento del P. le dijo que ya sabía estaba enfermo é indispuesto, y así que se quedase en la cama y desde allí oír el decreto. Entonces el P. le dijo: “Señor, si V. M. trae cédula del Rey que intimarme, es preciso me levante y me ponga de pié, que no es bien oiga en la cama las ordenes de mi Rey”.  

33. El H. José Fernández oyendo musitar á los soldados que decían entre sí: “Este padre fue Teniente de Dragones”, les dijo: “Si lo fuí y tuve promoción y nombramiento de capitán; más ahora aunque me ofrecieran ser Capitán General no dejara la sotana”. Entre tanto que se disponía la marcha de estos sujetos, murió sin Sacramentos un esclavo ó sirviente y otra quedaba moribunda. Sobre la plata de Caroya y Jesús María se llevaron un ingente petardo, y tanto fue mayor, cuanto mayor era la esperanza que llevaban; pues en Jesús María pensaban encontrar no más de cincuenta mil pesos, y no encontraron un maravedís. Y lo mismo fue en Caroya.

 

Viajeros ...

Muchos son los viajeros que pasaron por la zona con motivos diversos.

El primer Astrónomo de la Tercera Partida Demarcadora de Límites en Santa Cruz de la Sierra, J. Sourryère de Souillac, en su Itinerario de Buenos Aires a Córdoba, comenta:

“… Salí por la mañana del día 6 de julio de 1784, [aniversario de la fundación de Córdoba] con dirección al Molino de Caroya, distante a 12 leguas al rumbo del N. 13ºO: inmediatamente pasé el río de la Ciudad, al que dan el nombre de Primero: su fondo e inmediaciones son muy pedregosas, su caudal mediano, y de uno y medio pies de profundidad, siendo su agua regular: el camino es de pendientes suaves y de buen piso : el campo todo de bosques y árboles, más o menos poblado; hay algún pasto, pero según he examinado es mucho menos de la cantidad que se dice, y hay, como en todo, mucha ponderación. A las 10 leguas pasé el río Seco, que lo estaba enteramente. A las 12 leguas llegué a un pequeño arroyo,  que llaman la Acequia, porque lo es del molino, en donde hay un puentecito para poder pasarlo cómodamente: su agua es mediana. Los árboles del campo son entre otros, algarrobos, chañar, quebracho, espinillo y garabato. En las inmediaciones del expresado arroyo  hay varios ranchos pobres.”

“Por la mañana me puse en marcha para Totoral Chico, distante 10 leguas cortas: el camino es regular de suaves bajadas y subidas, campos de bosques y árboles muy poblados por todas partes, dejando por muchas artes el camino incapaz de pasar carruajes: el terreno arenoso en la superficie, y tierra negra en el fondo …”.

“… A la primera legua después de la salida, se ve en una pequeña colina inmediata y a la izquierda del camino un conjunto de ranchos que llaman la Hacienda de Caroya, perteneciente al colegio de Monserrat (fue de los jesuitas). A 2 leguas se pasa un cristalino arroyo de buena agua, después del cual hay otra hacienda, con una grande y buena capilla, que también era de los expulsos, [Estancia de Jesús María] y hoy de don Félix Correa vecino de Córdoba. A las 2 y media leguas hay otra hacienda con su capilla, [Posta de Sinsacate], correspondiente a D. N. Figueroa: desde aquí no se halla ni se ve más hacienda hasta el Totoral Chico …”.

 

La foto ...

Don Pío León, el dueño de la Estancia de Jesús María y también de la Iglesia y la Residencia de San Isidro, antes de fundar la ciudad, mira hacia la margen derecha del río, donde se levantará la nueva y hermosa población. Foto de 1868 a la salida de misa, donde está su familia y la de Nemesio González.

 

Monumento Histórico Nacional ...

Por decreto Nº 90732 del 14 de mayo de 1941, decláranse Monumento Histórico Nacional diversos inmuebles, algunos del dominio provincial y otros pertenecientes a la Iglesia y a particulares en la Provincia de Córdoba. Entre ellos, "la Iglesia y Convento de San Isidro (Estancia Jesuítica de Jesús María), antigua reducción jesuítica de mediados del siglo XVIII, con vasto y hermoso conjunto de edificación colonial, por su construcción y motivos ornamentales que revelan la intervención de artesanos indígenas". Tal lo expresado por la Comisión Nacional de Museos y de Monumentos y Lugares Históricos.

Patrimonio Cultural de la Humanidad ...

La declaración oficial de la UNESCO como Patrimonio Cultural de la Humanidad se realizó desde Cairns, Australia, durante la 24º Sesión del Comité del Patrimonio Mundial, el 29 de noviembre de 2000. Los lugares elegidos pasaron la aprobación del Bureau Técnico formado por 23 especialistas, quienes tuvieron que decidir entre 81 propuestas de todo el Mundo.

El antiguo complejo de la Manzana Jesuítica, junto con cinco de las estancias homónimas  está comprendido en la declaración.

 

 

 

Fuentes de consulta:

  • BUSCCHIAZZO, Mario J. - Estancias Jesuíticas de Córdoba - Ed. Bond Hermanos, Buenos Aires, 1969.

  • CALVIMONTE, Luis Q. y MOYANO ALIAGA, Alejandro  - El antiguo Camino Real al Perú en el Norte de Córdoba – Ediciones El Copista, Córdoba, 1996.

  • DREIDEMIE, Oscar J. S. J. (Ver Biografía) - La Estancia Jesuítica de Jesús María – Boletín de la Comisión de Museos y Monumentos Históricos, Año IX, Nº 9 – Buenos Aires, 1948.

  • DREIDEMIE, Oscar  J. S. J. (Ver Biografía)Los establecimientos rurales de los Jesuitas en los siglos XVII y XVIII.- Ciencia y Fe – Año XII, Nº 46. Colegio Máximo de San José. San Miguel, Buenos Aires, 1956.

  • FURLONG CARDIFF, Guillermo, S. J. - Arquitectos Argentinos durante la dominación hispánica -   Editorial Huarpes, S.A. - Buenos Aires, 1945.

  • GALLARDO Rodolfo, (Ver Biografía) compilación de sus escritos – La Arquitectura en Córdoba y su Historia -  Editorial Nuevo Siglo. Córdoba, 1995.

  • GONZALEZ WARCALDE,  Luis – Por la ruta de la historia  -  Edición del autor. Jesús María, 1971.

  • GRACIA, Joaquín, S. J. - Los Jesuitas en Córdoba – Editorial Universitaria Católica Córdoba. EDUCC – Córdoba, 2006.

  • LAZCANO GONZALEZ,  Antonio -  Monumentos Históricos de Córdoba Colonial -  S. de Amorrortu e hijos - Buenos Aires, 1941.

  • PERAMÁS, José Manuel, S.J. – Diario del Destierro - Editorial Universitaria Católica Córdoba. EDUCC – Córdoba, 2008.

  • SOBRÓN, Dalmacio H. – Giovanni Andrea Bianchi, un arquitecto italiano en los albores de la arquitectura colonial argentina - Editorial Corregidor, Buenos Aireas, 1997.

  • KRONFUSS, Juán - Arquitectura Colonial en la Argentina -  Editorial A. Biffignandi - Córdoba.

  • J. SOURRYÈRE de SOUILLAC – Nuevo Camino para Facilitar Comunicaciones de Buenos Aires con Chile. – Colección Pedro de Angelis, Tomo VIII, Volumen A, Editorial Plus Ultra, Buenos Aires, 1972.

  • CAYETANO BRUNO - Historia de la iglesia en la Argentina - 1967

Dibujos de Juan Kronfuss

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

ll Home ll Objetivos ll Búsqueda ll por Nombre ll por Localidad ll Mapas ll Patrimonio ll Glosario ll

ll Fiestas ll Las Capillas y el Arte ll Biografías ll

info@capillasytemplos.com.ar

 

La Página Web "Capillas y Templos" es una iniciativa privada sin fines de lucro que no mantiene vinculación alguna

con los distintos templos aquí descriptos como así tampoco con la Iglesia Católica

ni con ningún otro Credo Religioso u Organismo Gubernamental.

 

La Página Web "Capillas y Templos" se encuentra inscripta en la Dirección Nacional del Derecho de Autor, bajo números:

884418 del 26 de octubre de 2010

4985831 del 23 de diciembre de 2011

5077053 del 07 de febrero de 2013 y

5234137 del 05 de junio de 2015

Se prohibe la copia y/o reproducción parcial o total del material contenido en la presente Página

sin la expresa autorización de los autores de la misma.

De modo explícito, no autorizamos ningún tipo de utilización del presente contenido

que signifique fines comerciales y/o rentables.